fbpx

Urge Mejorar: Lei Fong

Sin ganas de preparar nada en casa decidí pasar rápidamente por algo de comida oriental al local de Lei Fong, en las inmediaciones del Redondel Masferrer. Es una pequeña tienda ubicada en el interior de la gasolinera Texaco, que, aunque cuenta con unas cuantas mesas, tiene una evidente vocación de comida para llevar.

1

Después de revisar rápidamente sus pizarras pedí una orden de sushi Philadelphia y una porción de arroz cantonés, con seis Wonton de camarones.

El tiempo de espera me pareció razonable, más o menos 7 minutos, y la comida me la dieron empacada y embolsada, por lo que decidí revisar la orden para no tener que regresar desde casa, si hubiere alguna confusión. En ese momento se derramó un tarrito de aceite picante con el que acompañan la orden; la persona que atiende se limitó a verme lidiar con el desorden encima del mostrador, sin ofrecerme ningún tipo asistencia, un paño o servilleta; una actitud desatenta que no dejó de molestarme.

4

Los rollos de sushi Philadephia que ofrecen en el menú los preparan con salmón, aguacate, queso crema y sésamo; la presentación sencilla pero agradable; sin embargo, la porción de salmón adentro del rollo apenas se ve y menos se percibe en el paladar. Si bien debo reconocer que el sabor de los rollos era bueno, me pareció que pedía a gritos MÁS salmón.

23

El arroz cantonés padece del mismo mal (aunque debo confesar que estaba sabroso y bien preparado); apenas trae una par de trozos pequeños de carne. En el caso de los wonton es lo mismo: una ración apenas visible de camarones.

En general, la comida asiática es económica, en especial la china. Como cliente, uno no espera grandes filetes en su pedido, pero, en este caso, se “les pasa la mano”. Creo que deberían revisar sus costos, pues seguro que, sin un gran esfuerzo en su presupuesto, pueden mejorar la experiencia de sus clientes, ya que su sazón es buena y podrían aprovecharla de mejor manera, porque en general la comida estaba rica, pero un poco mezquina en sus ingredientes principales.

Para nuestra fugaz experiencia en Lei Fong: dos tenedores rojos, exclusivamente por su sazón; en lo demás, le urge mejorar.

2

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *