fbpx

Deliciosas las Hamburguesas de SmashBurgers

Seguimos trabajando duro a nombre de todos los lectores de Red Fork y uno de esos trabajos es encontrar el TOP FIVE de lugares para comer hamburguesas. De ahí que con nuestro equipo de sacrificados comensales decidimos apuntar hacia la Torre Futura, específicamente al local de Smashburger.

Esta es una cadena de hamburguesas relativamente nueva. Su primer local vio la luz en Denver, Estados Unidos en 2007. Ellos tienen restaurantes en casi 30 estados de la unión americana, su expansión por el mundo recién inicia y por ahora están presentes en Canadá, Kuwait, Arabia Saudita, Costa Rica, Panamá y El Salvador donde cuentan con dos locales: en Plaza Futura, en la colonia Escalón y en Plaza Madero, en Santa Elena.

El local es moderno y se puede hacer fila y ordenar en caja o se puede ordenar en la mesa. Cuando entrás, lo primero que ves es la caja y al frente de su mostrador tienen un enfriador con bebidas envasadas, cervezas nacionales o importadas, vinos e incluso cocos. En definitiva, un buen detalle poco visto en lugares como este y menos en sitios como la Torre Futura.

Como llegamos relativamente temprano decidimos ordenar en la mesa. Nos llevaron el menú y elegimos una Avocado Club, una Mushroom Swiss y una Classic Smash. Como somos algo buenos para el diente las tres burger ordenadas fueron talla BIG de ½ libra cada una. Como acompañantes elegimos cheesefries, baconcheesefries y camote frito.

 

Empecé con la Mushroom Swiss. Esta burger de ½ libra de carne de res lleva hongos salteados, queso suizo y mayonesa en un pan llamado Classic Egg Bun. El pan estaba suave, los hongos frescos y el queso suizo sabroso. Todo se mezclaba de manera casi celestial en el paladar. Simplemente, una delicia. Las papas que acompañaban esta burger eran las bacon cheesefries. Son unas papas delgadas con queso cheddar y bites de tocino. Estaban recién hechas y su sabor era increíble, el corte delgado de las papas fritas le aporta mucho a su sabor y estética.Sin embargo, también favorece que se enfríen casi de inmediato. Excelente inicio para Smash Burger.

Seguí con la Classic Smash. Esta es una combinación de ½ libra de carne de res, queso americano, vegetales y salsa smash. La carne se sentía superior, el punto de cocción estaba perfecto, el queso americano estaba a medio derretir sobre la carne y el pan estaba suave. Esta combinación clásica de pan, vegetales, carne y queso estaba magnífica. Con esta burger llegó nuestro camote frito que, a simple vista, estaba un poco pasado de dorado. Pero, la verdad, no nos decepcionó. Estaba crujiente, la porción era generosa y su sabor dulce ofreció un contraste interesante de sabores entre el camote y la burger.

La última era la Avocado Club, una ½ libra de carne de res, aguacate, tocino ahumado, lechuga, tomate, aderezo ranch y pan multigranos. Si bien es cierto esta burger también estaba buena, me pareció la que menos cumplió las expectativas de la mesa. Su sabor era plano  muy neutro, quizás porque el nombre nos hizo esperar más sabor a aguacate y la verdad apenas lleva un trozo que aporta muy poco sabor al resultado final, no la pediría otra vez. Las papas que la acompañaban eran las Cheesefries. Un agradable detalle de estas papas recién hechas era el queso rallado que venía derritiéndose sobre las papas, sin embargo nuevamente se enfrían muy rápido.

Sabiendo que nuestros lectores merecen los mejor decidimos ir más allá y aumentar dramáticamente nuestra cuota de sacrificio de pedir otra hamburguesa. Nuestra elección fue la BBQ, Bacon y Cheddar. Por supuesto que la pedimos BIG (de ½ libra). A estas alturas, el lugar estaba más lleno y tuvimos que esperar un poco para que llegara, pero valió la pena.

La BBQ, Bacon y Cheddar es carne de res bañada con salsa BBQ, tocino ahumado, queso cheddar y aros de cebolla. “Nombre, chele”, una verdadera barbaridad, simplemente deliciosa. Todo en su punto: el pan suave, la carne jugosa, el tocino rico, la cebolla crocante. En fin, esta burger cerró con broche de oro nuestra visita a Smash Burger.

Un detalle curioso de Smash Burger es que cada vez que una orden está lista para ser entregada, los cocineros gritan: “Smash Up” para avisar a los meseros que pueden pasar a recoger la orden.

Todas las burgers ordenadas eran de media libra. La verdad es que a simple vista se miran un poco pequeñas, pero su aspecto es engañoso, realmente están llenas de carne y los productos que usan son sin duda de primera calidad. Esto es algo que como cliente aprecio mucho, el servicio es un poco lento pero su personal lo compensa con su amabilidad. Las papas tipo smash son el único detalle que no me convence, su corte delgado, originalmente más atractivo, permite que se enfríen demasiado rápido y solo los primeros bocados se siente ricos (particularmente, las papas fritas frías no me gustan).

Red Fork otorga a Smashburger cinco tenedores rojos en esta visita. Sin duda alguna, volveremos.

Para nuestros lectores que preguntan por los precios:

Classic Smash BIG $ 6.50

BBQ, Bacon y Cheddar BIG $ 7.50

Mushroom Swiss BIG $ 7.50

Avocado Club BIG $ 7.50

Camote Frito $ 3.00

Cheesefries $ 2.50

Bacon Cheese Fries $ 3.00

Soda con refill $ 1.75

Limonada con refill $ 1.75

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *