fbpx

El sabor mediterraneo del Churrasco Griego

Probablemente un food truck al que varios le tienen miedo es al Churrasco Griego. Lo digo porque más de alguno me ha comentado que no se anima a probarlo porque no está familiarizado con la comida mediterránea o porque allí venden «algo árabe» que se llama kebab. Simplemente muy raro.

Este pequeño food truck es una kombi VW negra que se estaciona a la par de Juan Peces, siempre frente al museo Marte y se especializa en kebabs y falafel. Nos acercamos a revisar su menú impreso en la kombi. Ellos ofrecen pocos platos: kebab de res, kebab de falafel, orden de falafel y papas fritas.

Inmediatamente se acercó su chef, al que todos conocen como “el Chino” (por evidentes razones), este nos explicó su menú, asegurándonos que sus kebabs eran deliciosos y que los rellenaban hasta que se les salían los ingredientes. “Kebab que no chorrea, no es kebab” dijo. Así que tomando en cuenta sus palabras pedimos un kebab de res y una orden de falafel.

“El Chino” prepara todo a la vista de los clientes ya que la ventana de la kombi del Churrasco Griego es amplia y permite ver todo el procedimiento. Su manejo de los alimentos es impecable y “el Chino” siempre tiene tiempo para responder las preguntas de los clientes que intentan saber si pedir o no un kebab.

 

Lo que primero llegó a nuestra mesa fue la orden de falafel con tzatziki (el tzatziki: crema fría que preparan los griegos con yogurt, pepino, menta, ajo, pimienta, sal y aceite de oliva), debo confesar que tenía mis reservas sobre esto, pero las falafel (falafel: albóndigas de pasta de garbanzo, perejil, ajo, pan y especias) estaban de muerte lenta. Simplemente deliciosas, doradas y crocantes por fuera y suaves, verdes y llenas sabor por dentro. Falafel y tzatziki fueron una verdadera delicia, un 10 para el Churrasco Griego.

Nuestro siguiente plato fue el kebab de res. El Churrasco Griego sirve dentro de un pan pita, fajitas de carne de res, con lechuga, tomate, hummus, baba ganoush y tzatziki acompañados de papas fritas. La presentación era apetitosa y nos invitaba a dar el primer mordisco. El sabor era increíble. El hummus se sentía por todo el kebab, el sabor a berenjena asada del baba ganoush delicioso y la carne suave. Con cada mordida nos acordamos de nuestro chef y su dicho: “kebab que no chorrea, no es kebab”. Las papas fritas eran gruesas, tostadas y bien calientes. Todo muy bien preparado.

Todos nos quedamos pidiendo más. Hubiésemos querido otro plato. “El Chino” nos explicó que el próximo mes van a poner nuevos kebabs en el menú, con pollo y cerdo. Sin duda será un placer regresar por más.

Red Fork otorga al Churrasco Griego seis Camiones Rojos en esta visita. Gracias, “Chino”, te mandaste con la comida, buen sabor y buen precio. Pero es necesario ampliar un poco el menú y será más necesario regresar a probarlo.

Para nuestros lectores que preguntan por los precios:

Kebab de res $ 5.00

Kebab de falafel $ 5.00

Orden de Falafel $ 3.50

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. NANSHU dice:

    Quando terá uma filial aqui? Espero que não demora, heim!

  2. Richard dice:

    Kebab es Turco, el Shawarma es árabe,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *