fbpx

Agradable sorpresa en La Mēlangerie

La Mēlangerie es un pequeño bistró ubicado en una esquina frente al Tony Romas de la Zona Rosa. Con unas ocho mesas, diría que está diseñado para recibir entre 20 y 24 personas como máximo. El lugar es informal, con decorados sencillos pero bonitos. Exhibe en la entrada un rótulo en papel de empaque con el menú, lo que hace pensar que el menú debe cambiar con la facilidad que se cambia el papel.

Al llegar nos ofrecieron el menú y ordenamos para empezar y picar unos Montaditos Variados, lo que daría tiempo para conversar y revisar el menú.

Los Montaditos son cuatro pares de canapés de diferentes sabores, sencillos pero muy vistosos y sabrosos. Todos parecen dorados en aceite de oliva y son servidos con queso y rúcula, dos con tomate deshidratado, dos con hongos, dos con jamón crudo y dos con nueces y balsámico. Las combinaciones están bien pensadas, especialmente las de tomate y jamón. Tuvimos que pedir un plato más porque todos los de la mesa quisimos probar las cuatro opciones.

Como platos de fondo ordenamos un risotto con mariscos, una entraña con papas, una pizza parisina y un croque madame.

El primero que probé fue el risotto de mariscos, que sirven en un plato grande y que viene con mejillones, camarones y rebanadas calamar. El risotto estaba en su perfecto, el arroz arbóreo del cual debe hacerse estaba en el punto de cremosidad indicado. El sabor, fabuloso y los mariscos, deliciosos. Todo estaba en perfecta armonía en este plato: arroz, mariscos y queso, es una tarea complicada que el risotto quede perfecto y este era una verdadera maravilla. Muy bien para la cocina con este sobresaliente platillo.

Pasé de inmediato a la entraña, particularmente uno de mis cortes favoritos. La sirven en una tabla con papas fritas y ensalada, con una especie de chimichurri. La carne estaba perfecta en el término pedido, jugosa y suave. El chimichurri estaba rico aunque es más bien una salsa, las papas fritas muy buenas, aunque la ensalada muy sencilla para la calidad y precio plato.

La pizza parisina con nueces, queso brie, salsa blanca, miel de abeja y balsámico, se leía apetitosa y diferente en el menú, pero el resultado en la mesa no fue tan sobresaliente. No estaba fea pero sin duda esperamos algo mejor. Le faltó más balance en los sabores, el balsámico sobresalía mucho y se robaba el protagonismo.

El croque madame es un sándwich clásico francés igual al croque monsieur pero con un huevo estrellado encima, es decir que el huevo hace las veces de un sombrero de señora (de allí su nombre). Es un emparedado de queso y jamón ahumado bañado con salsa blanca y gratinado antes de servirse. Este emparedado sí que nos encantó a todos, con esto la cocina de La Melangerie cerró con broche de oro.

Red Fork otorga cinco Tenedores Rojos en su visita a La Mēlangerie. Sin duda alguna, nos quedamos con ganas disfrutar de otros platos de su menú.

Para nuestros lectores que preguntan por los precios:

Montaditos variados $ 5.00

Risotto de mariscos $ 19.00

Entraña con papas $ 17.00

Pizza Parisina  $ 8.00

Croque Madame  $ 6.00

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Monchi S dice:

    La verdad es que este lugar si siento que queda en deuda y no porque sea malo ni mucho menos pero como bien dicen en la reseña el lugar y el precio da a pensar que se podría hacer mas, me parece que escatiman en los ingredientes a fin de reducir costes y eso en la cocina francesa es un error. El lugar está muy bien ambientado y los platos son cuanto menos interesantes, un lugar que verdaderamente me gustaría querer pero que está lastrado por los detalles antes mencionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *