fbpx

Sorprendente el menú francés de La Mēlangerie

En nuestra extenuante cruzada por los restaurantes de El Salvador, decidimos atender el llamado del Menú Francés (de temporada) de La Mēlangerie. Su dueño, el Chef Peña, quien estudió cocina en San Salvador y en Le Cordon Blue en Francia, nos comentó que La Mēlangerie mantiene un menú permanente, pero que además, regularmente rotaba menús temáticos, en turno el Menú Francés en el que habían trabajado muy duro y nos aseguró que los platos estaban para chuparse los dedos.

Para los que no saben, La Mēlangerie es un bistro pequeño de más o menos 8 mesas, lo que asegura una atención bastante personalizada a los clientes, se encuentra ubicado en la Zona Rosa, sobre el boulevard del Hipódromo y la Avenida la Reforma, exactamente frente a Tony Roma’s.

Cuando llegamos nos atendió Santiago, otro de los chefs de La Mēlangerie; nos ubicó en una mesa, nos explicó un poco sobre el nuevo menú y se dirigió a la cocina a preparar los primeros platos.

Unos minutos después, llegaron las entradas que Santiago eligió para nosotros Portobello Gratinado y Salmón Tartare. Inicié por el hongo, el cual gratinan con una mezcla de queso mozarela y queso azul, ponen adentro unos pequeños trozos de tocino crujiente y coronan con cebollín y reducción balsámica. El Portobello estaba fresco y grande como debe ser, llegó caliente y cada bocado se deshacía en la boca, el sabor sutilmente dulce, característico de este hongo, combinaba perfecto con los quesos elegidos por la cocina, esta dulzura era sin duda, una obra de arte.

El siguiente plato era el Salmón Tartare. Éste, con una agradable presentación de timbal, se componía de tres capas, una base de aguacate, otra de salmón marinado en azúcar y aceite de oliva y una de alcaparras y vegetales al final. A la vista inmejorable, después de admirar el platillo, empezamos a desprender de a poco el salmón de esta genial estructura. Comerlo solo, combinado con el aguacate o las alcaparras permitía degustar un amplio espectro de sabores, todos buenos y diferentes. Estábamos disfrutamos cada bocado, la cocina de La Mēlangerie hacía gala de su calidad desde las entradas.

Llegó el turno de los platos de fondo: Beouf Bourgignon y Ratatouille dos de los más emblemáticos platillos de la gastronomía típica francesa; empezamos por la carne, el Beouf Bourgignon. Está compuesto por lomo de res guisado en una salsa a base de vino tinto que cocinan por cuatro horas. Agregan champiñones frescos salteados, zanahoria y cebolla glaseadas. Este guiso arribó a nuestra mesa con un aroma delicioso, las zanahorias y las cebollas baby tenían una delgada y crocante capa de caramelo que les daba una consistencia única y un sabor delicado, en gran contraste con el sabor de las salsa de vino y la carne, todo exquisito!

El otro plato que Santiago nos preparó, fue el conocido Ratatouille, que agarró fama mundial por obra y gracia de Disney. Rebanadas de tomate, zucchini, berenjena y calabaza, horneadas, ordenadas y colocadas sobre una espesa salsa de tomate con especias. El término de asado de los vegetales estaba en su punto, los sabores todos suaves no competían entre sí, más bien, se complementaban, una opción perfecta para los amantes de los vegetales. En mi caso, aunque soy carnívoro de nacimiento, debo aceptar que el plato estaba muy bien elaborado y su sabor no me decepcionó.

Para cerrar con broche de oro, la cocina de La Mēlangerie nos preparó su Lava Cake “muwan”, que sirven acompañado de una bola de sorbete de vainilla. Para nuestra sorpresa, ellos preparan este postre con un chocolate artesanal de origen local, lo primero que todos pasan cuando ordenan un pastel de lava, es la incertidumbre por el punto de cocción; descubrir si el centro del pastel está tierno y líquido parece todo en un primer momento, en este caso después del primer corte el chocolate empezó a fluir de su interior maravilloso y brillante, íbamos bien, su sabor único, con tonos ahumados y una especie de sabor a tierra y naturaleza inesperado, exótico, imponente y totalmente repetible.

En La Mēlangerie preparan todo desde cero, se dedican a la cocina de primera, lo que se constata en cada bocado. Nos retiramos satisfechos, después de unos aperitivos deliciosos, unos platos principales geniales y un postre como broche de oro maravilloso volveremos!

Para nuestro lectores que preguntan por los precios y la ubicación

Portobello Gratinado $ 8.00

Salmón Tartare $ 6.00

Beouf Bourgignon $ 16.00

Ratatouille $ 8.00

Lava Cake “muwan” $ 6.00

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *