fbpx

Altos y bajos en Style 68

En domingo y al mediodía decidimos emprender una aventura oriental y nos dirigimos hacia Style 68, un restaurante de comida china ubicado en Plaza Madero de la colonia Santa Elena. El local esta agradablemente decorado y la atmósfera es tranquila y familiar. Nos recibió un mesero quien nos preparó una mesa para toda la familia.

Luego de ver la carta, decidimos iniciar con wan-tan mixtos y tacos chinos. En unos momentos recibimos los wan-tan, calientes. Los wan-tan estaban crujientes y con una salsa agridulce que los complementaba muy bien. El relleno de sabor suave era más que suficiente. Buen inicio.

Los tacos chinos los sirven acompañados con salsa de soya y salsa agridulce. Estos son mi infaltables cada vez que voy a un lugar de comida china, por lo que siempre los espero con entusiasmo. Este día, sin embargo, tenían aspecto de quemados, y dejaban una sensación aceitosa en el paladar lo que dominaba el sabor de los rollitos. Una buena y una mala con las entraditas.

Luego, decidimos ordenar un arroz cantonés, un arroz con cerdo, asimismo dos órdenes de camarones con semilla de marañón, un pollo frito agridulce y un cerdo rostizado.

Después de un tiempo prolongado pero razonable de espera llegó nuestro mesero con el pollo y los camarones. Inicié por el pollo agridulce, un plato con pollo empanizado con trozos de cebolla, chile verde y zanahoria. El empanizado estaba crujiente pero los vegetales de corte un poco tosco estaban muy crudos, por lo que el sabor dulce de la salsa no lograba combinar bien. No nos gustó este primer plato, sin contar con el hecho que nuestro mesero no regresó con más platos y estábamos comiendo sin arroz, acompañamiento indispensable cuando de comida china se trata.

Como el hambre apremiaba, pasé a los camarones con semillas de marañón, que Style 68 sirve con zanahoria, maíz dulce, cebolla, chile verde y brócoli. Aunque seguí extrañando el arroz para acompañar mi comida, debo confesar que este plato estaba glorioso. El sabor perfecto, los vegetales cocinados en su punto, la cantidad de camarones en el plato fue generosa y las semillas de marañón crocantes daban esos peculiares tropezones en el paladar. Un 10 para la cocina por este magnífico plato.

Preguntamos al mesero por nuestros alimentos, le dijimos que nos estaba dejando el arroz por último, que por favor verificara en cocina. El mesero sin voltear a vernos nos dijo que lo haría de inmediato. Después de terminar nuestros primeros dos platos SIN ARROZ y esperar otros 10 minutos, llegó el cerdo rostizado y el arroz cantonés. Cinco minutos después llegó el arroz con cerdo.

El arroz cantonés con camarones, pollo, cerdo, huevo y vegetales es un montón, en el buen sentido de la palabra, ya que la porción es más que generosa, suelto y con la humedad debida. Bien sazonado pero lo suficiente para permitirse cambiar de sabor al combinarse con la salsa de los “otros platos” (me refiero al cerdo, lo único que quedaba). Muy bien este arrocito.

Finalmente pasé al cerdo rostizado, sin duda la estrella de todo el almuerzo. Style 68 sirve el cerdo solo, en un plato pequeño apenas acompañado de un juguito de la misma carne. Simplemente maravilloso. Este cerdo del color rojizo característico estaba en su punto de cocción y temperatura, un aroma delicioso, perfectamente condimentado, una textura suave y jugosa. Este es un must en las mesas de este restaurante y había llegado el momento de redención de los cocineros. Este cuchito estaba de muerte lenta.

Pasé por último al arroz con cerdo rostizado. Estaba perfecto, bien cocinado, suelto, de buen sabor y aspecto, la porción nuevamente generosa, pero ya no había ni cerdo, ni camarones, ni pollo para acompañarlo y así solo estaba algo difícil de disfrutar.

 

La experiencia el restaurante tuvo altos y bajos, con un servicio que tiene muchísimo espacio para mejorar, unos platos que nos fascinaron y dejaron con ganas de regresar por ellos y otros que tropezaron. Creo que tuvimos mala suerte, porque estaba lleno y eso pudo atrasar a la cocina; sin embargo, a nosotros nos gusta la comida china con el arroz y no nos gusta el arroz solo. Los meseros no mostraron ni una pizca de preocupación por nuestro malestar. Muy malo esto.

La sazón de estos platos, especialmente el cerdito y los camarones, es definitivamente maravillosa, las porciones de buen tamaño y los precios razonables. Red Fork otorga tres Tenedores Rojos a Style 68.

Para nuestros lectores que preguntan por los precios:

Tacos chinos $ 4.75

Wan-Tan frito $ 5.50

Arroz Cantones $ 6.95

Arroz con cerdo $ 6.95

Camarones con semilla de marañón $10.50

Pollo agridulce $ 8.50

Cerdo rostizado $ 10.00

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *