fbpx

La Tambora, una mordida de Sinaloa en El Salvador

Con ganas de algo sabroso decidimos atender la sugerencia de algunos de nuestros lectores de visitar un restaurante mexicano llamado La Tambora, nos imaginamos carnitas, pastor y tortas ahogadas, nada más alejado de eso.  La Tambora es un restaurante mexicano dedicado a los mariscos, específicamente a los platos de Sinaloa, después de la sorpresa, cambiamos casette (frase de los 80´s) y nos preparamos para los sabores de mar que también nos gustan.

Aunque Sinaloa es más conocida por el mentado Chapo y las películas de narcos tan de moda en estos días, la oportunidad de unos mariscos con un buen aguachile nos hacia agua la boca. La Tambora está ubicado en la Colonia Escalón esquina de la 81 Avenida Sur y calle Padres Aguilar a una cuadra del Hospital de la Mujer, después de acomodarnos, recibir nuestras bebidas y al ver el menú elegimos un Aguachile Del Jefe, un Ceviche y un Tamborcito para empezar; y, como platos fuertes, unos Tacos de Pulpillo, un Tamburrito y un Pescado Zarandeado.

El restaurante no es lujoso, es más bien informal y colorido, las paredes exhiben imágenes de los iconos de la cultura mexicana en forma de caricatura, el ambiente de inmediato te da la bienvenida.

Los primero en arribar a la mesa fue el Aguachile Del Jefe. Son unos camarones en corte de mariposa sumergidos en aguachile (una salsa a base de limón, chile y salsa inglesa), con cebolla morada, cilantro fresco y pepino, acompañados de tortilla de nacho; el mesero nos explicó que se ponía mayonesa en las tortillas y sobre eso los camarones, la verdad un delicia, la combinación de camarones con mayonesa, cebolla y tortilla, excelente; el picante era sutil, imagino que le han bajado el tono para acercarlo al gusto salvadoreño, buen arranque.

Decidí poner mis ojos en el Ceviche mediano, lonja de pescado con vegetales coronado con unos trozos de aguacate salpicados con Tajín, la porción más que generosa, de hecho pensé que se habían equivocado y nos habían llevado un ceviche grande, pero de inmediato vi pasar al mesero con uno más cholotón y entendí que habíamos recibido el correcto, la cantidad de pescado ideal, el sabor de primera, íbamos muy bien en La Tambora.

Inmediatamente después llegó nuestro mesero con el Tamborcito; este es un plato para compartir, con capas de aguacate, pescado y mariposas de camarón, todo delicioso y fresco, esto del aguachile nos estaba gustando, la combinación con los totopos y la mayonesa nos había encantado y la porción ya ni se diga, el tamborcito era suficiente, tanto como para hacer las veces de picadita para todos, la estábamos pasando de maravilla en La Tambora.

Pasamos a los platos fuertes y empecé por los Tacos de Pulpillo, son tres tacos con trozos de pulpo con cebolla morada y cilantro picado, estando en un restaurante mexicano no podíamos dejar de lado unos tacos. La Tambora sirve ordenes de tres, el pulpo adobado estaba muy bien de sabor y suavidad, pero en conjunto los tacos estaban un poco secos para mi gusto y me quedé buscando una salsa o chilmolito.

Pasé al Tamburrito un enrollado de tortilla de trigo con camarones salteados, frijoles y maíz, la porción era grande; en general, todos los platos que pedimos estaban grandotes, aunque a los demás les gustó, éste en particular fue el único plato que pedimos que no fue de mi agrado, la combinación de los sabores poco armoniosa y el tipo de aderezos o sazón me pareció demasiado especiada.

Por último, me dispuse a saborear el Pescado Zarandeado. La Tambora sirve una lonja que cocinan empapelada con camarones, chile y cebolla, el pescado estaba jugoso, suave y perfecto, el sabor era impresionante; debo admitir que después del burrito, la cocina se repuso con esta delicia; la cocción en su punto y el sazón fantástico, todos en la mesa coincidimos que el Tamborcito y este pescado, fue lo mejor entre todo lo bueno de la jornada.

Para terminar, quedé con ganas de algo dulce y aunque pensé que los postres no debían ser su fuerte, pedí el único que tienen en su menú: Flan de Queso, un verdadero acierto; el flan estaba delicioso, la textura cremosa, era de otro nivel, cada bocado se derretía en la boca y su punto de dulzor perfecto. Cierre con bombos y platillos para la cocina.

Elegimos La Tambora sin saber mayor cosa del lugar, sus platos son grandes, bien grandes, El Tamborcito es algo único y delicioso, el Pescado Zarandeado perfecto, el servicio es rápido y amable, los precios razonables, la pasamos más que bien en su mesa. Red Fork otorga cinco Tenedores Rojos a La Tambora.

Para nuestros lectores que preguntan por los precios y ubicación:

Camarones en Aguachile Del Jefe $ 9.50

Ceviche mediano $ 4.50

Tamborcito $ 12.50

Tacos de Pulpillo $ 7.50

Tamburrito $ 7.50

Pescado sarandeado $ 10.50

Flan de queso $ 3.95

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *