fbpx

Italianos y guachos en el menú de Palermo

Recientemente nos hemos estado encontrando con publicidad de Palermo Steakhouse, las fotos que postean en el FB se ven realmente apetitosas y su discurso, de que se especializan en cocina italiana y argentina, nos llamó grandemente la atención, así que sin más, decidimos visitarlo.

Palermo, es un restaurante nuevo que opera desde hace un par de semanas en la esquina de la 77 Av. Norte y Pasaje Los Pinos #208 en Colonia Escalón, más o menos a una cuadra del Centro Comercial El Paseo; luce agradable, sin parecer lujoso y todo, está limpio y en su lugar.

En la entrada, tiene una sala con mesas y sillas y, después, tiene un segundo ambiente con mesas de butaca para seis personas; en la planta alta cuenta con una terraza abierta. Elegimos una mesa de butaca, nos acercó los menús nuestro mesero quien se identificó como Alex Iraheta, nos tomó la orden de las bebidas y nos orientó acerca del menú; después de revisarlo, elegimos como entrada una provoleta y como platos de fondo un risotto y un puyazo.

Después de un momento, llegó nuestra Provoleta al Chimichurri. Palermo sirve esta entrada en una pequeña cacerola de hierro fundido que llega caliente a la mesa, en donde humea una apetitosa rebanada de queso provolone con tomates asados, rúcula y chimichurri, lo que acompaña con una cesta de focaccia con aceite de oliva. El olor del chimichurri es espectacular, el queso tiene una pequeña costra frita, quemadita y deliciosa y el pan tostado le queda de perlas a cada bocado de queso; iniciamos más que bien.

Luego de una pausa, llegaron nuestros platos fuertes, puse mis ojos en el puyazo, el cual, ordené con puré de camote y flan de brócoli; los acompañantes estaban perfectos, el puré de camote que parece terminan en la parrilla, está calientito y apenas dulce como debe ser, el horneado de brócoli sabroso y el filete de 10 onzas de puyazo estaba perfecto, jugoso, suave (tanto como un puyazo puede ser) y a punto; sin duda, habíamos acertado al visitar este sitio, llevábamos dos platos deliciosos.

Pasé al Risotto Calamari: Palermo prepara este risotto con tinta y calamares al ajillo, lo sirven en un plato grande y hondo, lo adornan con trozos de tomates cherry, rúcula y queso parmesano; la presentación un 10, el aroma una mezcla sutil de ajo y calamar y, el sabor, francamente difícil de superar, el único detalle es que los calamares se les habían pasado un poco de cocción y estaban un poquito chiclosos, esto sin duda le restó puntos a este plato que estaba por llevarse todos los aplausos; sin embargo, el sabor es imposible de no reconocer como delicioso.

Como quedamos con un espacito, decidimos preguntar por el postre. Alex, nuestro mesero, nos disparó la lista de opciones, de la cual elegimos el brownie de dos chocolates a la moda; es una especie de marmoleado de chocolate blanco y negro con una bola de sorbete de vainilla que adornan con frutos rojos. Otra vez Palermo se lució con la presentación, el biscocho llegó calientito en un contraste muy agradable con el helado, estaba suave y el dulce, era suficiente sin empalagar, excelente contraste de temperaturas, texturas y sabores.

Palermo ofrece un menú con varios cortes de carne, algunas pizzas, risottos y pastas, la presentación de los platos es impecable y los sabores sobresalientes, el servicio es bueno, muy bueno y nuestro mesero de lo mejor. Red Fork otorga seis Tenedores Rojos a Palermo Steakhouse, seguro volveremos y pronto.

Para los lectores que preguntan por la ubicación y los precios:
Provoleta al Chimichurri $ 10.50
Puyazo 10 onzas $ 18.00
Risotto Calamari $ 13.99
Brownie de dos chocolates $ 4.50

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *