fbpx

La batalla de las parrilladas en El Rincón del Gourmet

Como buenos carnívoros, el inmediato interés en las nuevas parrilladas de «El Rincón del Gourmet» estaba latente en el equipo del blog, así que, ni lerdos ni perezosos nos alistamos a degustar la batería de parrilladas que el Rincón anuncia en sus redes sociales. Estos nuevos platos para compartir se escuchan verdaderamente memorables y sabíamos que la tarea era colosal, así que decidimos traer a varios de nuestros soldados (un pequeño regimiento de 12 foodies) para enfrentar la batalla.

Sin hacerse esperar, empezaron a llegar los calditos de res de cortesía. Desde la primera vista sabíamos que la calidad estaba presente. Un consomé espeso y con un aroma que abría el apetito, dimos el primer sorbo y el sabor en el paladar un 10, un caldo verdaderamente delicioso en el que se nota el trabajo de una cocina dedicada a la carne, algunos lo complementamos con gotas de limón; fue un aperitivo perfecto y una buena preparación para la gran batalla que estábamos por enfrentar.

Minutos después, se hizo presente la “bandeja de entraña y coulotte”, el aroma llenó la mesa, la bandeja tiene libra y media de entraña y libra y media de coulotte sobre papas waffles y huevos rotos. Las yemas de los huevos estaban líquidas, como debe ser en este caso y se derretían encima de las papas fritas, haciendo las veces de salsa, deliciosas.

El punto de cocción de las carnes (la pedimos término medio) excelente! Rosadita por dentro y con las marcas de la parrilla por fuera, se nos estaba haciendo agua la boca, todo esto con la magia del “sous-vide”, lo que significa en francés “al vacío”. Al probar la entraña, se sentía la suavidad del corte, cada bocado prácticamente se derretía en la boca, creando una experiencia carnívora de primer nivel. Fue el turno del coulotte (puyazo), por naturaleza un corte menos suave, en cada trozo se podía distinguir su capita de gordo al costado de la carne. Decidimos cortarla a lo largo, de esa manera en el mismo bocado teníamos carne y un poquito de esa magnífica grasita; cada bocado de puyazo era sorprendentemente suave (señal clara de su calidad) y jugoso. Estábamos ganando la batalla y pasándola bien.

La siguiente batalla era contra la Parrillada Legendaria: media libra de arrachera, media de coulotte, media de Santa María Steak, un par de chorizos artesanales y 3 libras de paletas de lomo de aguja, papas waffle salpicadas con paprika y vegetales salteados.

Decidimos debutar con la arrachera, un corte hermano de la entraña. Suave, jugosa y rosada, nada que envidiar a los otros cortes. Atácamos después el Santa María Steak, que personalmente fue una sorpresa muy placentera, estaba lleno, llenísimo de sabor aunque personalmente me gusta un poco más suave y del coulotte ya hemos hablado antes. Los tres cortes estaban jugosos y sin duda, mantenían en alto las expectativas de la mesa; para las paletas de aguja, el Rincón proporciona guantes, estos huesitos están diseñados para comer con las manos y el detalle de los guantes desechables nos pareció ideal, el nivel era inmejorable y el equipo no mostraba señales de desgaste, todos seguíamos firmes en este esfuerzo en nombre de los lectores de Red Fork.

El Rincón atacó por tercera vez con nuestro plato favorito y buque insignia de su cocina: El Tomahawk CAB. Para aquellos que no lo conocen, este corte es un RibEye con su costilla (en este caso de tres libras). El equipo de Red Fork, todavía con filo, lo enfrentó con entereza y una alegría total; con verlo sabíamos que estaba jugosísimo, se nos hacía agua la boca y nuevamente este corte nos estaba seduciendo. El alto más o menos de 4 centímetros, permite ver las virtudes de la cocción a punto, la orilla oscura señal de su paso por la parrilla y el centro rosadito y jugoso, cada bocado sabe a gloria. Un verdadero MUST en las mesas del Rincón.

Algunos de nuestro “soldados” empezaron a mostrar las señales del fragor de la batalla, cuando arribó a nuestra mesa la próxima parrillada la Tomahawk Rack´n Chips y mágicamente nuestro apetito resucitó. Son seis tomahawk baby de res nicaragüense (cada uno de 14 onzas aproximadamente) con papas fritas estilo waffles; la carne estaba marinada en adobo tipo pastor mexicano, el sabor era totalmente diferente a los cortes anteriores, en el paladar el adobo es suave pero claramente presente, los sabores de piña y los chiles huaco y pasilla visitaban nuestros sentidos a cada bocado, la carne nuevamente suave y jugosa, una delicia que alcanza para seis sin ningún problema.

Al final llegó a la mesa la bandeja de burgers que el Rincón llama Colosal, son seis burger de la variedad que los comensales elijan, en este caso 2 Gordibuenas, 2 Blue Cheese y 2 Clásicas Americanas; para ese momento, estaba claro que nuestro equipo no daba más, habíamos ganado algunas batallas pero la guerra la había ganado la cocina de El Rincon, por lo que pronto escribiremos sobre esto. De momento, los dejamos con la imagen que les puede anticipar su sabor.

Las nuevas creaciones del Rincón dejaron una impresión más que positiva en todos nosotros, ricas, corpulentas y diferentes. El trabajo combinado del sous vide y la parrilla es excelente, la Sal de Maldon con la que salpican sus cortes, le da un brillo destacable a todos los amantes de la buena comida y, sobre todo, las buenas CARNES; definitivamente, el Rincón del Gourmet les está haciendo un llamado, del cual les aseguro que no se arrepentirán; por nuestra parte, les anticipamos que estas parrilladas saciarán todos sus deseos carnívoros. Suerte en su batalla amigos.

Para los lectores que preguntan los precios y la ubicación:
Parrilla Legendaria (para 4 personas) $ 54.95
Mesa de Coulotte y Entraña (para 6 personas) $ 70.00
Tomahawk CAB (para 4 personas) $ 70.00
Toamahawk Rack´n Chips (para 6 personas) $ 80.00
Colosal (seis personas) $ 57.95

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Oswaldo dice:

    En lo personal, trato de seguir sus recomendaciones….pero debo decir q cuando fui al rincon del gourmet quede completamente decepcionado….no se si a ustedes por ser foodies les dan trato preferencial. Pero mi experiencia personal fue un desastre; pedimos un t bone steak y un tomahawk y ambos los sirvieron pasados de coccion practicamente bien cocidos….a pesar q los pedimos termino medio, realmente un desperdicio q arruino completamente los cortes. Desde esa vez no lo recomiendo ya q no es un restaurante barato y el q ustedes sigan alabandolo, francamente me genera cierta discrepancia…como mencione arriba me parece q reciben trato diferente por ser criticos….de no ser asi, que bueno q tengan siempre suerte y les sirvan platos excepcionales siempre.

  2. Samuel dice:

    No dice donde queda para visitarlos

  3. Carlos dice:

    Recien fuimos dos parejas este 1 de septiembre y hemos tenido facilmente la peor experiencia culinaria en bastante tiempo. De entrada el mesero estuvo empujando que el plato del dia era la parrillada legendaria. Seguimos su recomendación. Primero la llevaron totalmente fria y la regresamos sin comer. Luego los 3 1/2 lbs de culotte, entraña y santa maria iban sosos, sin sal y luego las famosas paletas eran 3 lbs de puro hueso sin carne. Una estafa. No las tocamos y las pedimos para llevar para los caninos de la casa, que por cierto tampoco se los comieron. Se excusaron que se estaban mudando de lugar, pero honestamente fuimos despues de haber leido vuestro review y terminamos cenando en Burger King.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *