fbpx

Maldon, la sal de la alta cocina.

Por Eduardo Daboub

Chef y Enófilo

#1 de El Salvador Vivino

La Sal de Maldon es muy apreciada en las cocinas más importantes del mundo y para mí, un “Must” de todo Foodie, debido a su pureza, sabor y textura.

Sus cristales tienen forma de hojuelas o escamas piramidales de grano medio. Ésta proviene del río salado de Blackwater, en el condado de Essex de Maldon en Inglaterra.

 

Es tan especial, que si las condiciones climatológicas no son las óptimas, no la cosechan en esa temporada. El proceso sigue siendo artesanal y hay registros históricos que demuestran que su método de recolección no ha cambiado en los últimos 1000 años.

Por su pureza se recomienda ocupar muy poco y no es una sal para condimentar mientras se cocina, si no más bien, para emplatar. Se utiliza justo antes de servir el platillo a la mesa, llevándolo a otro nivel. Estas escamas de sal aportan un punto crujiente que se deshace en el paladar, dejando un retrogusto salado y sutilmente dulce, sin amargor como otras sales.

 

Grandes Chefs como Gordon Ramsay y Nusr-Et (mejor conocido como Salt Bae) la utilizan y, hay quienes, se atreven a decir que es uno de sus mejores trucos culinarios y el «as bajo la manga» de muchos grandes de la cocina

Siendo su producción tradicional y prácticamente una artesanía, el precio es mucho más alto que una sal normal, llegando a costar hasta $15.00 los 250 grs en el mercado local. Pero vale cada centavo. Son cristales preciosos desde el punto de vista gastronómico, que elevarán tus platillos a primer nivel.

¿Y tú qué tipo de Sal usas?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *