fbpx

Más o menos en Nine Hundred Pizza

Desde que supimos de Nine Hundred Pizza, el concepto nos llamó la atención. Según nos dijeron, ofrecen un concepto donde tú pasas a un bar de ingredientes y eliges los elementos con los que quieres que se prepare tu pizza, la cual pasa a un horno rotativo que la cocina en tres minutos. El concepto nos encantó y empezamos a contar los días para poder ir a conocer.

Nine Hundred Pizza queda en el segundo nivel de la Plaza Malta, en la entrada de Santa Elena, viniendo del puerto de La Libertad; el lugar es moderno y sin lujos, similar a lo que esperábamos, llegamos de noche y el personal te recibe con la amabilidad debida, nos acomodamos en una mesa adentro y nos dejaron los menús en la mesa.

Después de revisar el menú y conversar con nuestro mesero, ordenamos una pizza de vegetales de la lista, una pizza de camarones que anunciaban en una pizzarra en la entrada y por supuesto una pizza de la que arma uno mismo.

Pasamos al bar, debo decir que me decepcionó un poco la variedad y calidad de los ingredientes disponibles en el bar, como ingredientes principales ofrecían seis tipos de queso, tocino, anchoas, jamón, pepperoni, pollo a la parrilla y albóndigas, vegetales y algunos aderezos para salpicar la pizza; elegimos queso mozzarella, pepperoni y cebolla caramelizada, morrones, hongos y volvimos a la mesa.

Después de unos minutos, créanme, muy pocos minutos, llegaron las pizzas. Inicié con la Veggies on Fire, una pizza con salsa roja, mozzarella, ricota, chile morrón, cebolla morada, maíz dulce, ajo rostizado, arúgula y reducción balsámica, el aspecto de la pizza era agradable y los sabores de los vegetales combinaban bien, pero le faltaba sabor, estaba bien pero se quedaba corta, no tenía esa fuerza que hubiéramos querido encontrar.

Después, pasamos a la pizza de camarones con queso mozzarella, camarones, cilantro, aderezo chipotle y cebolla morada; esta pizza mejoró un poco la experiencia, aspecto, aroma y sabor todo estaba muy bien, los camarones pudieron ser más pero alcanzaban y estaban en su punto, el cilantro y la salsa chipotle dominaban el sabor de la pizza, que nos encantó a todos en la mesa la combinación del sabor del camarón y el chipotle un 10.

Por último, pasé a la pizza que armamos del bar, con toda franqueza nuestra decepción del bar se confirmó al ver la pizza, era la menos atractiva de las tres, a primera vista incluso muy escaza de ingredientes que estaban más o menos apiñados al centro, un décimo de morrón, medio champiñón rebanado y unas cuantas rodajas delgaditas de pepperoni, el sabor en su conjunto y la calidad de los ingredientes no llenó nuestras expectativas.

Por último, pedí postre y me explicaron que tenían disponible brownie y ordenamos uno, el cual llegó a la mesa en bolsa; nos explicaron que no tienen platos, nos extrañó, pero pedimos una bandeja de pizza porque queríamos compartir el postre, lo partimos en trozos pequeños y aunque es un postre sencillo, debo decir que estaba sabroso, sobre todo si se toma en cuenta su inusual y bajo precio.

En honor a la verdad Nine Hundred Pizza no es cara y no es mala, el concepto es genial, el lugar es limpio, moderno y todo parece estar en su lugar, pero sin duda tienen que mejorar el bar de ingredientes; un poco más de variedad, un poco más de calidad y más generosidad a la hora de ponerlos en la pizza les pueden dar lo que les falta para hacer de la experiencia de visitarlos, algo legendaria.

Red Fork otorga 3 Tenedores Rojos a Nine Hundred Pizza en esta visita.

Para los lectores que preguntan precios y ubicación:

Pizza de camarones $ 10.00

Pizza Veggies on Fire $ 8.50

Pizza del bar $ 10.50

Brownie $ 1.25

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *