fbpx

Lote 53, algo nuevo en San Salvador

Buscando un lugar nuevo para almorzar, nos encontramos con Lote 53, un café urbano que se ubica en el redondel Brasil, en la Zona Rosa de San Salvador.

Desde que pusimos un pie en el lugar, sentimos el cuidado y la atención que pusieron a su diseño y experiencia. Una atmosfera de “café urbano” lleno del aroma de café recién de primera, molido y  con una vibra moderna y extremadamente acogedora. Su diseño y colores vistosos, hacen que uno se sienta muy cómodo, a parte el olor a café e infusiones dan la sensación que estás entrando al sitio correcto. Un 10/10 para la locación, diseño y recepción.

Hojeando el menú decidimos ordenar una entrada, 3 platos fuertes y un postre. Para calentar motores, elegimos la brusqueta española y, de platos fuertes, pedimos el Panini de jamón y piña picante, el  Wrap 53 y la Hamburguesa 53; para finalizar, adelantamos pidiendo un postre con la idea de compartir y elegimos el Brownie  Affogato. Ordenamos un par de infusiones frías que Lote 53 incluye como  “lunch” de mediodía con los wraps y paninis.

Una de las infusiones que ordenamos fue el City Chai Masala, que Lote 53 sirve en unas atractivas botellitas, que incluso están listas para llevar, lo preparan con té negro, clavo de olor, canela, jengibre, pimienta y cardamomo; apenas endulzado con hojas de estevia, este brebaje, además de ser 100% natural, es totalmente dietético; su principal atributo es lo refrescante, una verdadera delicia.

Minutos después llegó la Bruschetta Española, nos sorprendimos con el platillo, ya que no se parecía en nada a las imágenes del menú, lo que teníamos enfrente se miraban muy sencillos y los ingredientes demasiado modestos …  A la hora de probarla, la experiencia no mejoró, el pan reseco daba la sensación de que cada bocado se “trababa”, lo que conocemos como “atorador”, la salsa de jalapeño aportaba frescor y acidez agradable, pero esta salsa no era suficiente para levantar el plato. Francamente estábamos cambiando nuestra primera impresión, sentimos que lote 53 se había caído de la moto.

Momentos después llegó el Panini acompañado de tostadas de plátano. Se miraba apetitoso y apegado a las imágenes de su menú; al paladar la corteza estaba crujiente, suave y caliente por dentro, los sabores intensos del jamón de cerdo y piña creaban una combinación muy sabrosa y poco común entre el umami del jamón y el dulce y picante de la mermelada. Contrariamente a la entrada, este pan tenía equilibrio y superaba nuestras expectativas.

Luego pasamos al Wrap 53 hecho principalmente de pechuga de pollo, mayonesa chipotle y lechuga. El detalle fue que la porción de pollo pudo haber estado mejor repartida en el wrap, ya que, una mitad tenía mucho más pollo que la otra. Siendo éste un detalle que no pasó desapercibido, déjenme comentarles que la cantidad de mayonesa chipotle estaba espectacular, la pechuga de pollo bien condimentada y jugosa, haciendo de cada bocado, una grata experiencia; la cocina de Lote 53 estaba disparando bien y con todo.

La experiencia seguía mejorando y nos gustaba, así, pusimos nuestros ojos en la Hamburguesa 53; un plato con 2 burgers medianas de carne de res a la parrilla, con cebolla caramelizada, lechuga y una generosísima porción de aguacate, acompañada con unos deditos de yuca. La presentación muy agradable, anunciaba abundancia y las patties de carne se miraban gruesas y jugosas.

El sabor un indiscutible 10, la carne era más que generosa, jugosa, bien sazonada y en su punto de cocción; el aguacate le aportaba una toque cremoso a cada bocado, que matizaba con el dulce de la cebolla. Unas burgers memorables. Somos pocos de hablar sobre los acompañamientos ¡pero estos palitos de yuca estaban excelentes!! Ligeros, crocantes por fuera y con una consistencia de yuca salcochada por dentro, tenían un aire a nuégado delicioso.

Para terminar nuestra experiencia, decidimos ordenar el postre más característico del establecimiento, el Brownie Affogato. Éste, es un brownie sin gluten con una bola de sorbete de vainilla encima y bañado con un shot de espresso caliente. El aspecto y el aroma de este postrecito era de muerte lenta, desde el primer bocado los sabores explotan en el paladar; es dulce, es amargo, es frío, es cremoso, es simplemente perfecto; el brownie, elaborado con harina de yuca tiene unos trocitos que le dan unos tropezones crocantes en el paladar, simplemente fantástico.

Lote 53 es un lugar moderno, bien pensado y con un embriagante aroma a café y especias, con una vibra moderna del que nos despedíamos  con alegría; si bien es cierto, nuestra experiencia no empezó muy bien por las mencionadas bruschettas, todo lo demás fue delicioso, a medida que los platos llegaron, la comida fue mejorando hasta terminar en uno de los mejores postres de la historia del blog. Le otorgamos cinco tenedores rojos muy bien merecidos al restaurante, tienen muchísimo potencial, probamos muy ricos platillos, confiamos que mejorarán sus entradas y mantendrán su sabor.

Para los lectores que preguntan los precios y la ubicación:

Bruschetta Española $ 11.00

Panini de jamón y piña picante $ 5.00

Wrap 53 $ 5.00

Hamburguesa 53 $ 11.00

Brownie  Affogato $ 4.50

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *