fbpx

¿Eran santas las burguesas?

Como muchos, fuimos atraídos a la moda de Santa Burguesa, un negocio especializado en el plato símbolo de la gastronomía americana, que abrió una sucursal en el Centro Comercial Los Olivos a finales del año pasado, justo frente al redondel de La Capilla de San Benito y que, según se dice, abrirá varios locales este año.

Ellos aseguran que su chef, ha invertido una década en encontrar la receta para la “Verdadera Hamburguesa”, por lo que, ellos tienen una sola Burger en tres tamaños y son los clientes, los que eligen si quieren agregarle ingredientes.

Su “True Burger” tiene pan, carne, queso americano, lechuga, tomate, pepinillos y cebolla; la sirven en tres tamaños: la Baby de 4 onzas de carne, la Perfecta de 6 onzas de carne y la Thick (gruesa) con 8 onzas de carne. A estas tres Burger, los clientes pueden agregarle una serie de ingredientes de su propio gusto y por un precio adicional.

El lugar, relativamente pequeño, tiene una decoración moderna y todo está limpio y en su lugar; se ordena en el mostrador y te vas a tu mesa, pues ellos te dan una especie de viper, que te avisa cuando tu orden está lista y tu vuelves por ella. Ordenamos una Baby y una Thick sin adicionales, para conocer su True Burger y una Thick con queso frito y tocino.

El viper se tardó 13 minutos en vibrar, lo que es un tiempo más que razonable para preparar una orden de burgers recién hechas, todas las burgers vienen con papas fritas con paprika; nosotros, elegimos un par de las nuestras estilo Nasty (asqueroso). La bandeja con nuestras burgers aterrizó al centro de la mesa; debo decir que se miraban grandiosas: aromas, colores y presentación apetitosa.

Empecé con la baby con una pattie de 4 onzas, el tamaño es perfecto, por lo que es fácil de comer, aunque la proporción de pan, carne, queso y vegetales es ideal, la calidad del pan es excelente y la carne estaba en su punto de cocción y jugosidad. Desde el primer bocado se siente fresca y llena de sabor y, aunque la lista de ingredientes se escucha sencilla, este espécimen está prácticamente perfecto, excelente.

La Thick sin adiciones fue la misma experiencia, la diferencia es que tiene el doble de carne y el doble de queso, pero siempre fue ejecutada por la cocina con maestría, la porción doble hacía más evidente lo jugoso de la carne, el punto de cocción era el ideal, nuevamente una delicia.

Por último, pasé a la Thick, a la que habíamos adicionado queso frito y tocino; es un poco más alta, el tocino aporta su sabor intenso a la combinación, el sabor del queso frito que parece ser de mantequilla se pierde un poco, pero el resultado final es igualmente bueno; estábamos pasándola muy bien en Santa Burguesa, seguro alguna de sus burgers tendrá un lugar en nuestro listado de las 10 hamburguesas que todo salvadoreño debe probar de este año.

La visita a la Santa Burguesa fue satisfactoria, no me gusta eso de ordenar en caja me parece más propio de lugares con menor jerarquía, sin embargo el sistema de viper es eficiente, el personal está en la jugada y es más que paciente; los precios no son baratos y si sos como yo, de buen diente, la visita puede resentir tu bolsillo pero la cocina lo compensa enviando burgers de calidad y gran sabor a tu mesa, no se si son santas las burgers, pero estaban deliciosas.

Red Fork otorga 6 tenedores rojos a Santa Burguesa en esta visita.

Para los que preguntan los precios y la ubicación:
Baby $ 6.50
Perfecta $ 7.50
Thick $ 8.50
Toppins $ 1.00 cada uno
Dos o más toppins $ 0.75 cada uno

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Henry dice:

    Excelente reseña, como siempre, no dejan nada a la imaginación, son descriptivos y sus conclusiones muy concretas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *