fbpx

La Pizza Nostra y su Chef Siciliano

Cuando era pequeño, un primo y yo íbamos con frecuencia a la Pizza Nostra, quedaba en el CC Granada, a un costado de El Salvador del Mundo. Nos gustaba este lugar no sólo porque éramos amantes de las pizzas, sino porque ellos solían acompañar sus órdenes con una salsita de ajo deliciosa. Es posible que muchos, al leer estas líneas, no recuerden este sitio, esto se debe a que seguro han pasado más abriles de los que me gusta reconocer desde esa época. Escribo esto de prólogo en esta reseña, porque el simple nombre de Pizza Nostra es un elemento de mucha nostalgia en mi corazoncito de comelón.

Sobra decir, que sentí adrenalina bombear cuando me encontré con publicidad de la Pizza Nostra en el Instagram. Visité de inmediato el perfil, queriendo identificar las imágenes de mi niñez, bastó con ver las primeras fotos para saber que se trataba de otra cosa; pero, habiendo visto sus posts y teniendo el nombre correcto, acudí a la primera oportunidad. El sitio queda en la segunda planta de un Centro Comercial pequeño, sobre la calle El Pedregal, viniendo de La Gran Vía, a unos 75 metros del redondel del platillo.

Llegamos pasada la hora de comer y un buen grupo de personas se disponían a retirarse. A subir las gradas íbamos, cuando una persona de Mokafe nos interceptó para comentarnos que el local de la pizzería es más para llevar y, que los clientes se atienden en las mesas de la cafetería; ambas, Mokafe y Nostra son empresas hermanas nos dijo. Después de acomodarnos nos dio una introducción amplia de su menú, un poco larga para mi gusto pero muy completa. Del menú ordenamos una bruschetta de tomate y albahaca y aceitunas condimentadas y, de su listado de pizzas pedimos tres pequeñas: una Margherita Nostra, una Marinara Mozzarella y una Mare e Monti.

Pizzas Napolitanas de Pizza Nostra

Primero llegaron las entradas: las aceitunas condimentadas las sirven en un platito con cucharitas con una marinada de aceite de oliva y vinagre de Módena y especias, es una mezcla de aceitunas verdes grandes y Kalamatas, muy sabrosas, el picante del aceite y el dulzor del balsámico daban buen balance y acompañamiento a las aceitunas, buen arranque.

Aceitunas Condimentadas de Pizza Nostra

Las Bruschettas de tomate y albahaca, son 4 tostadas de pan, éste es suave pero crocante en todas sus partes, como una esponjita que se fue tostando despacio, el tomate y la albahaca las ponen picaditas con una ensaladita con aceite de oliva; el sabor es suave, pero suficiente y la textura muy agradable.

Bruschettas de tomate y albahaca

Llegó el esperado momento de las pizzas, según nos explicaron en la introducción, las pizzas son al estilo napolitanas y el maestro pizzero, al frente de los hornos, es originario de Catania, una ciudad portuaria de la isla de Sicilia al sur de Italia, así que la originalidad estaba asegurada; la primera fue la Marinara Mozzarella, con filetes de anchoas, rebanadas delgadas de ajo, julianas de tomate deshidratado, queso mozzarella y salsa de tomate, verdaderamente espectacular.

Marinara Mozzarella de Pizza Nostra

Luego llegó la Mare e Monti con camarones, hongos, mozzarella, salsa de tomate y orégano, todos los sabores estaban en su punto, las pizzas tienen el aspecto perfecto, las orillas abombadas llenas de grandes alveolos, producto de un trabajo bien hecho, la pizza no es tostada pero tiene una delgada capa crocante que le da un toquesito maravilloso; estábamos en las manos del chef correcto, sin duda otro 10.

Mare e Monti de Pizza Nostra

La última que llegó es la que creemos que no debe faltar en una orden: la Margarita, la versión de la Nostra es con tomates cherry, albahaca, aceite de oliva, salsa de tomate y mozzarella, otra pizza de buen aspecto, aunque extrañé la mozzarella fresca, era una delicia. Esta pizza era otra obra maestra, los tomates estaban jugosos y la masa en su punto, la proporción de queso, salsa, tomate y albahaca perfecta; indiscutiblemente, somos nuevos fans del maestro pizzero de la Nostra.

Margherita de Pizza Nostra

Aunque estábamos satisfechos, los hechos nos comprometieron, teníamos un chef italiano, estábamos en Mokafe y su especialidad son los cannoli (cañoncitos), el postre icónico de la isla de Sicilia, de donde nuestro chef es originario, así que sucumbimos y ordenamos varios: chocolate, pasteleta, maní y almendra, me incliné por el de manjar, mi cannolo (cannolo singular, cannoli plural) estaba bien relleno, la crema sabrosa con un toquesito cítrico sutil y bien desarrollado y el tubo de masa estaba crocante, delicioso.

Cannoli de Mokafe

La autenticidad parece estar asegurada, aunque en las fotos las pizzas están rebanadas, ellos las sirven sin cortar como se acostumbra en Nápoles, la masa de sus pizzas es suave y tienen la orilla inflada llena de alvéolos, la forma, el aspecto y el punto correcto, los sabores deliciosos, lo único que sí necesita mejorar es el local, que con la calidad de sus pizza y cannoli seguro pronto les quedará pequeño. Como buen cierre los trozos de pizza para llevar los ponen en empaques amigables con el medio ambiente.

Pizza Nostra se traduce al español como Nuestra Pizza y la calidad de su comida nos hace plantearnos esto seriamente. Red Fork le otorga 6 Tenedores Rojos, nos levantamos pensando en regresar y muy pronto.

Para nuestros lectores que preguntan por los precios y la ubicación:
Aceitunas condimentadas $ 2.50
Bruschetta de Tomate y Albahaca $ 3.00
Pizza Marinara Mozzarella $7.50 y $12.00
Pizza Margherita Nostra $5.00 y $8.50
Pizza Mare e Monti $8.00 y $13.00

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *