fbpx

Impoluto el Comedor del chef Hanns

Desde finales del año pasado me estoy encontrando con imágenes apetitosas de la comida de un lugar que se llama Chef Hanns Eatery, algo que se traduciría como Comedor Chef Hanns; parecía que la carne era su principal oferta y, con eso en mente, nos dejamos ir. El lugar es poco visible pero es verdaderamente sencillo encontrarlo, queda en la segunda planta del Centro Comercial Las Azaleas, entre Epic y la Pizzería Krisppy’s, sobre la calle La Mascota.

Chef Hanns Eatery en CC Las Azaleas

El sitio es pequeño pero no tanto como parece desde afuera; al entrar, te das cuenta que deben tener una capacidad cercana a unas 40 personas, estaba solo, pero el lugar es nuevo y el reloj apenas alcanzaba las 12:00, así que nos preocupó ese destalle. Todo el personal está uniformado en color negro, las mesas tienen suficiente espacio entre unas y otras de tal manera, que se puede conversar a gusto, decorado en colores sobrios grises, cafés y negros, el lugar derrocha elegancia y buen gusto, mentalmente nos comenzamos a preparar para la cuenta: este sitio debe ser algo cariñoso pensé.

Chef Hanns Eatery en CC Las Azaleas

Apareció alguien de la cocina, que nos dio la bienvenida y recomendó algunos ítems de su menú, sorpresa total fue cuando vimos la carta a primera vista: los precios son bastante accesibles, con la ayuda de quien nos atendía elegimos dos entradas para picar, unas empanadas y una vaca frita con tostones y, como platos de fondo, un sándwich de lechón, un filete de res y una burger.

Chef Hanns Eatery en CC Las Azaleas

Llegaron las entradas e iniciamos por la Vaca Frita: es un plato típico cubano que se elabora con falda de res cocinada a fuego lento y después frita en aceite que, el chef Hanns, sirve con cebolla salteada con rebanaditas de ajo, la textura de la carne de primera, suave, frita y jugosa, con un toquecito cítrico que seguro aportan unas gotas de limón en el sofrito de cebolla, el sabor especiado de la carne contrastaba ideal con los tostones de plátano que nos sirvieron.

Vaca Frita con Tostones de Chef Hanns Eatery

Después pasé a las empanadas: sirven 4 empanaditas argentinas, con unos hilos de aderezo de morrones, pequeñas a simple vista, pero de buen tamaño para ser entradas, su masa es delgadita y crujiente, son fritas, pero sin restos de aceite, el relleno de carne de res está bien especiado y lleno de sabor, la carne es suave, lo que es una sorpresa porque según nos dijo el mesero la cortan a cuchillo y se cocina dentro de la empanada, sabor, textura y presentación sobresalientes, íbamos más que bien en el comedor del chef Hanns.

Empanadas argentinas de Chef Hanns Eatery

Pasamos a los platos de fondo e inicié por el sándwich de lechón: un emparedado de buen tamaño que sirven en pan ciabatta y que como buen plato cubano, viene con tostones de plátano; a simple vista, el pan lo tuestan en plancha por arriba y abajo, por el sabor seguro lo hacen con algo de mantequilla, la carne de lechón es suave, y llega calientita, como a mi me gusta, bien llena de sabor a especies como comino, ajo, laurel. Una verdadera delicia que dejaba bien parada a la cocina del lugar.

Sándwich de lechón de Chef Hanns Eatery

Luego pasé al filete de vacío de res o flap meat, que acompañan con papas fritas y que sirven con un trozo de mantequilla con romero que llega empezando a derretirse a la mesa, las papas estaban sabrosas, son ralladas y particularmente me parece que ese formato es bueno al llegar, pero las papas se enfrían muy rápido, algo que podrían repensar. Regresando a la carnita, este corte tradicional de la cocina argentina estaba en el término justo, lo pedimos medio y así llegó a la mesa, además de suave y jugosa.

Filete de Vacío de Chef Hanns Eatery

Por ultimo pasé a la burger: un hermoso espécimen que sirven entre dos rebanadas de pan tostado, con una pattie gorda que debe rondar las 10 onzas de carne de res, suficiente para los que somos buenos para el diente, viene bañada con queso gouda derretido y cebollas caramelizadas con algo de vino tinto, el pan de primera, un poco acido, sin duda de masa madre (Sourdough bread) y llega tostadito pasado por la plancha, delicioso, la carne es jugosa y los sabores de la cebolla y el queso bailan en el paladar. Esta burger seguro va directo a la lista de las mejores del año, simplemente sorprendente. su único detalle es que es un poco difícil de comer con las manos.

Hannsburger de Chef Hanns Eatery

De los 5 platos que probamos dos eran cubanos, dos argentinos y un clásico americano; la cocina del chef Hanns es multicultural y de una calidad que vale la pena probar, seguro pronto volveremos por más de sus platillos. Conversando sobre la comida y su calidad estábamos cuando salió de la cocina el Chef a saludar a los clientes de todas las mesas y cuando fue el turno de la nuestra aprovechamos para felicitarlo y cobijados por el anonimato lo interrogamos un poco y nos comentó de sus estudios en Argentina y que cocina al lado de un amigo de siempre, que además de Chef es cubano, por lo que pusieron platos de la isla en el menú.

Después de la breve charla, entendimos porque su menú es tan ecléctico; el chef lo armó pensando en los platos que en lo personal le gusta comer y cocinar, de allí que encontremos en el menú un surtido tan variado de platos oriundos de varios países como Argentina, USA, Cuba y México por mencionar los que me vienen a la mente. Disfrutamos de cada plato que ordenamos, la cocina es moderna, su calidad indiscutible, la presentación apetitosa y la relación precio beneficio y precio cantidad es favorable al cliente. Red Fork otorga 7 Tenedores rojos, su máxima calificación a la cocina del chef Hanns en esta visita; sabemos que un sitio es buenísimo cuando nos levantamos de la mesa pensando en volver.

Para los lectores que preguntan por los precios y ubicación:
Asado de Vacío 10 onzas $ 15.00
Hannsburger $ 11.00
Sándwich de lechón $ 10.00
Vaca Frita $ 9.00
Empanadas de res $ 8.00

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Ana F dice:

    En total desacuerdo, fuimos hace unas semanas a la hora de la cena. No todos los platos del menu estaban disponibles, queriamos hamburguesas y no había pan (basico) nos ofrecieron otro tipo de hamburguesa, malísima demasiado acida. El mesero nos pregunto si nos habia gustado respondimos claramenre “no, muy acida” se retiro, no hubieron preguntas del chef, no hubo disculpa alguna nada.

    • Chef Hanns Roeder dice:

      Buenas noches,

      Esperando usted y su familia se encuentren bien. Leyendo nuevamente el artículo he notado su comentario. Lamento muchísimo no haber llegado a la altura de servicio que merecen nuestros clientes. Lamentablemente por ahorita hemos suspendido labores pero a nuestro regreso me gustaría poder brindarle una hamburguesa de cortesía.

      Gracias,

      Chef Hanns Roeder

  2. Monica dice:

    Yo probé el atún y estaba realmente espectacular! Un lugar para regresar.

  3. Le patisserie dice:

    Medio accesible diria yo, visualmente se ve bien pero no creo que sea algo fuera de Este mundo para esos precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *