fbpx

Délice ¡Vive la France!

Motivados por algunos amigos decidimos visitar Délice d’ la France; un restaurante de comida francesa, que el año pasado se trasladó de local y abrió sus puertas en la colonia escalón, justamente en la intersección de la Calle Tristán y Calle República Federal De Alemania #177. Era hora de almuerzo y compartíamos el local con una pareja. El mesero, muy amable, nos atendió, distribuyó los menús y tomó la orden de la bebida.

Con intención de conocer la oferta gastronómica, decidimos pedir clásicos de la cocina francesa y unas interpretaciones del chef. Para debutar, probaríamos unos Champignons Avec Gratin y luego un Bourguignon Sándwich. Como platos fuertes, un Saumon Beurre Blanc, un Tournedo Rossini y para terminar, nos quedamos evaluando la posibilidad de un postre como las Crêpe Suzette.

Minutos después, llegaron los Champignons Avec Gratin. Consiste en rodajas de baguette con una generosa porción de champiñones, salteados con mantequilla y mix de quesos de la casa (quesillo, brie, mozzarella) y tienen encima unos hilos de reducción de vino tinto. Al probarlos se percibe el distintivo sabor de hongos, que van acompañados perfectamente por los quesos y todo se balancea con el dulce de la reducción. Empezaba muy bien la cocina de Délice.

Champignons Avec Gratin de Délice

Luego de esto, se presentó el Bourguignon Sándwich. Lo sirven relleno de un clásico de la cocina francesa: «boeuf bourguignon», proveniente de la región de Bourgogne al centro-este de Francia. Es un estofado de res, vino tinto, cebolla, zanahorias y ajo que lleva mínimo 4 horas de cocción. La versión de emparedado lleva dentro del pan queso crema, mix de quesos y lechuga. La calidad del estofado fue sobresaliente: carne suave y salsa untuosa, un sabor complejo y bien balanceado, el cual se complementaba de excelente manera con lo cremoso de los quesos y frescura de la lechuga. Muy bien este sándwichito.

Bourguignon Sándwich de Délice

Momentos más tarde se hizo presente el Saumon Beurre Blanc, que significa Salmón a la Mantequilla Blanca; esta generosa porción de pescado viene sobre una cama de cubitos de papa. El “Beurre Blanc” es una tradicional salsa francesa a base de crema, vino blanco, limón y por supuesto mantequilla. Sólo con el aspecto, nos dimos cuenta que la cocción del salmón era la correcta, bien cocinado y con la piel crujiente, las papas estaban doraditas y la salsa cítrica en el tono exacto en el que se siente el sabor de la salsa, pero no opaca el sabor del pescado. Estaba en gran racha la cocina.

Saumon Beurre Blanc de Délice

Poco después, nuestro último plato salado llego a la mesa: el Tournedo Rossini, otra invención francesa; fue un platillo creado en Paris para el compositor italiano Gioacchino Rossini. Este lomo nos fue servido sobre una cama de espárragos, un sandwitch derretido de queso y tartiflette (papas capeadas con queso, tocino y cebolla). Generalmente, en vez de tartiflette, el restaurante lo acompaña ratatouille, pero no había en esta tarde. Al llevarlo el mesero, con un soplete flamea la mantequilla para que se derrita sobre el Tournedo y glaseé el plato. La carne vino cocida perfectamente, así como la pedimos, término medio y bien sazonada. Los espárragos venían en su punto, consistentes y deliciosos. La tartiflette también demostró buena ejecución, lo único que sentimos fue que el “sándwich derretido” no aportaba gran cosa al plato y no estaba a la altura de los otros componentes.

No podíamos terminar sin una nota dulce, así que optamos por las tradicionales Crepes Suzettes. Este postre es también una interpretación del clásico europeo, las crepas vienen rellenas de Nutella y trozos de naranja. Todo esto va flameado con licor de naranja Grand Marnier y viene servido con una porción de helado y pistachos picados. Al juntarse todos los componentes, hacían un bocado extremadamente agradable. Los aromas cítricos se juntaban muy bien con la intensidad del chocolate; luego, la cremosidad del sorbete de fresa y textura de los pistachos elevaban la experiencia aún más. Una sobremesa de gran calidad.

Crepes Suzettes de Délice

En conclusión, Délice d’ la France tienen una gran oferta gastronómica, platos y calidad muy consistente, sus platos son una interesante interpretación de los sabores de Francia; el sitio en general necesita algunos decorados, pero cualquier ausencia la resuelven con la calidad de la comida. En definitiva, nuestras expectativas fueron superadas y quedamos con nuestra experiencia. Red Fork otorga 6 tenedores rojos a Délice d’ la France y confiamos que mantendrán y seguirán poniendo en alto el gran talento salvadoreño en sus cocinas.

Para los lectores que preguntan por los precios y ubicación:

Champignons avec gratín: $8.00

Bourguignon sandwich: $7.65

Saumon beurre blanc: $12.15

Tournedo Rossini: $10.80

creps Suzzete $ 5.00

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. anonimo dice:

    Sería bueno que pusieran los precios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *