Chepe Aleta, otra vez, las mejores ostras del mundo mundial

La Semana Santa se acerca y nos aliamos con Cerveza Suprema, para desarrollar un tour por los restaurantes del litoral salvadoreño, vamos a reseñar sobre algunos lugares que vale la pena visitar en nuestro primer Fudtúr Verano. Cada semana publicaremos dos y éste es el turno de El Ostrero Chepe Aleta.

Salimos pasadas las 11:00 de la mañana, para llegar temprano y que no estuviera muy lleno, tomamos el nuevo bypass de La Libertad; como nota indiscutible, las vistas del mar desde esta carretera son simplemente impresionantes. Volviendo a nuestro relato, Chepe Aleta, está ubicado en el km 51 y medio en la primera curva a mano derecha apenas pasando la entrada de Atami, al cual, con la ayuda del nuevo bypass, llegamos más o menos en 50 minutos y lo mismo tardamos para volver a casa.

Ya en el lugar, decidimos pasar directo al río, cuando íbamos pasando por el ranchón, camino al lecho del río, saludamos al mero Chepe Aleta quien nos recibió con su habitual sonrisa y le ordenamos de emergencia una docena de ostras grandes y dos Supremas; una vez acomodados en nuestra mesa, revisamos el menú y elegimos un caldo de camarones, unos camarones empanizados y un pescado frito.

Las ostras llegaron a la mesa pisándonos los talones y ¡Santos Moluscos Batman, qué bien se ven!, como siempre la talla de estos bivalvos en Chepe Aleta es magnífica, las ostras grandes aquí son realmente cholas; sin tanto garabato, diría que cuesta encontrar esta consistencia en el tamaño en los restaurantes de playa en general, aquí solo toca poner unas gotas de limón y disfrutar, sin comentarios un 10.

Después de terminar las ostritas, preguntamos a nuestro mesero si tenía algo más para picar, algo fuera de menú y nos ofreció los caracoles al ajillo, aceptamos gustosos. Los caracoles son de cuidado, porque pueden llegar puro hule si se cocinan mal, en este caso estaban bien cocinados, así que tenían una textura suave, el defecto es que los ajos estaban muy grandes, cortados a la brava como decía mi abuelita y había que apartarlos; este detalle sin embargo no le quita la calidad al plato, que estaba untuoso y lleno de sabor, con un toque de humo delicioso, seguro proveniente de la leña con la que funciona la cocina.

Pasé al caldo de camarones, es un caldito sencillo pero con 4 camarones grandotes adentro, la característica de los platos de Chepe Aleta es que te sirven a buen precio y sin miseria, eso se nota, si bien es cierto es comida de corte popular, pero con excelentes productos y sabores tradicionales imposibles de descalificar, íbamos más que bien.

Tocó el turno del pescado frito: más o menos de libra y media, aquí se nota nuevamente la mano experta de la cocina típica de Chepe Aleta, el pescado bien frito por fuera pero por dentro la carne jugosa, como debe ser, algo a lo que solo se agrega unos granitos de sal y limón y se disfruta de principio a fin.

Los camarones empanizados fueron los últimos que probé, ponen en cada plato 4 camarones de buen tamaño, siempre con tortillitas fritas, los camaroncitos estaban dorados, crujientes y llenos de sabor, la pasamos de lo mejor en esta visita y el Fudtúr apenas comienza.

El Ostrero Chepe Aleta es un favorito de los salvadoreños a la hora de visitar el mar, es un sitio verdaderamente popular, no falta algún chucho o un par de gallinas merodiando las mesas si elegís comer bajo el canopi rojo sobre el lecho del río, pero esto se olvida pronto si consideras la consistencia de la talla de las ostras, el sabor criollo tradicional del mar salvadoreño y los precios accesibles de su menú. Siete Tecomates Rojos a Chepe Aleta en esta visita.

Para los que preguntan precio y ubicación:
Docena de ostras grandes $ 18.00
Caldo de Camarones $ 11.00
Caracoles al ajillo $ 6.00
Camarones empanizados $ 11.00
Pescado frito $ 11.00

2 comentarios en «Chepe Aleta, otra vez, las mejores ostras del mundo mundial»

  1. Están abiertos durante la semana o solo los fines de semana? Nos gustaría visitarlos y probar esa rica comida. Gracias x su atencioón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *