El Restaurante Flotante de Puerto El Triunfo

Cuando anunciamos que queríamos hacer un recorrido por el litoral, visitando restaurantes en nuestro primer Fudtúr Verano, recibimos más de 300 sugerencias, entre comentarios en los post y mensajes de fb e Instagram, algunas eran únicas y poco atractivas y otras, repetidas e imperdibles, como Chepe Aleta, Betos, Olor de Mar y El Acajutla.
Entre todos los nombres, hubo uno que, si bien es cierto no nos pareció conocido, llamó nuestra atención de inmediato: el restaurante flotante Las Orquídeas, en Puerto El Triunfo; a este sitio le dedicamos esta reseña.

Llegamos directo al malecón de Puerto El Triunfo, el cual queda inmediato al parqueo, le preguntamos a los lugareños en donde queda el restaurante flotante y nos remitieron con quien conduce las lanchas; según entendí, él siempre anda por allí intentando ubicar a posibles clientes. Caminamos en su compañía hasta el final del muelle, en donde se encuentran las embarcaciones y nos dirigimos de expeditos al restaurante flotante, que por cierto, se veia desde donde estábamos, muy cerca, a ojo de buen cubero más o menos a unos 100 metros de distancia.

El muelle es nuevo, no hay ventas pues terminan donde éste inicia; según me dicen, tiene poco más de un año de inaugurado, por lo que está todo bien pintado y luce limpio. Tiene como unos 250 metros y podes caminar o tomar una moto de las que circulan en el muelle, en cuyos timones han sujetado una plataforma techada, en donde pueden transportar cuatro personas; los motoristas cobran $0.50 por cabeza por llevarte al final de muelle o viceversa. Ahí mismo, se pueden contratar paseos en lancha por la bahía hasta Corral de Mulas o a alguna isla virgen de la zona.

El restaurante flotante funciona sobre una plataforma de más o menos 10 mts por lado, que flota en el agua sobre barriles, anexa a ésta otra plataforma alargada, en donde flota la cocina y bodegas del lugar, el sitio es de madera, de aspecto bien típico. Al bajarnos de la lancha nos tomaron la temperatura y nos pusieron alcohol gel, seguidamente elegimos un mesa de la esquina y proseguimos a ver el menú, no sin antes pedir un par de Supremas para aliviar el calor propio del lugar y época.
Preguntamos por el costo de la lancha y nos dijeron que era gratis para los clientes del restaurante, un buen detalle, el trayecto es corto, pero sin duda podrían cobrarlo.

Ordenamos un cóctel de camarones en salsa rosada, un pincho de mariscos, unos camarones al mojo de ajo y unos calamares empanizados; sentado en la esquina de la plataforma flotante reconozco que la experiencia por sí sola vale la pena, la bahía de Jiquilisco en donde flota nuestro restaurante es transitada por diferentes especies marinas, como tortugas, peces e incluso medusas, de las cuales vimos pasar algunas, algo que nos gustó y que no anticipamos; además, cuando pasa una lancha cerca la estela que deja en el agua mueve el restaurante, la experiencia siguió mejorando con los detalles.

Llegó el cóctel y el pincho de mariscos, a simple vista los montajes son sencillos, más o menos lo esperado, el coctel de camarones sin ser extraordinario estaba rico, por su parte el pincho con dos trozos de lonja empanizada y dos camarones era lo que llamaba más la atención, el pescado estaba suave bien cocinado, el camarón talvez se había frito un poco más de la cuenta, pero en conjunto el pinchito se dejaba comer y era un buen plato para picar.

Pasé a los camarones al mojo de ajo: la cocina sirve cuatro camarones al ajillo con ensalada, aguacate y arroz con una fuente de tortillas fritas con queso rallado, los camaroncitos eran de buen tamaño y estaban bien sazonados, el arroz estaba bien cocinado, en general el plato estaba rico.

Por último, dejé los calamares empanizados servidos también con ensalada, éstos estaban bien cocinaditos, por afuera eran crujientes y por dentro estaban en su punto, suaves; se nota que es un plato que cocinan frecuentemente y le encontraron el punto a la fritura.

El restaurante flotante Las Orquídeas ofrece una experiencia única, que vale la pena visitar, sobre todo si no se conoce el área de El Triunfo y la Bahía de Jiquilisco; los alimentos son los típicos de la playa, talvez un poco sencillos, pero los precios de su menú son más que razonables, incluso más económicos que algunos de los platos equivalentes en tierra firme, esto último, sin contar que los costos del traslado en lancha están incluidos en el consumo.

El dueño quien se mantiene allí y se asegura que todos estén bien atendidos, mientras se disfruta del lugar nos mandó un video tomado desde el restaurante flotante de una tortuga en su viaje a desovar; es fácil imaginarse volviendo, en mi caso recordé a varios amigos que disfrutarían este paseo, seguro volveré pronto con ellos para mostrarles el camino. Red Fork otorga 5 tecomates rojos al restaurante flotante.

Para los que preguntan precios y ubicación
Cóctel de camarones $ 6.00
Calamares empanizados $ 7.50
Pincho de pescado $ 5.00
Camarones al mojo de ajo $ 10.00

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.