Kahlo, cocina mexicana de método

En el centro comercial Los Castaños, recientemente abrió sus puertas una nueva opción de comida mexicana, se llama Kahlo y se define como un restaurante de comida mexicana con técnica, es decir, en palabras de su chef, Susana, a quien conocimos ese día, la especialidad de la casa es cocinar la comida de México como debe ser. Con semejante presentación, nos alistamos para comer bien, por lo menos eso esperamos.

Ordenamos un par de Supremas y después de revisar el menú y conversar un poco con la chef, buscando información de primera sobre sus platos, elegimos para empezar y compartir un aguachile de lomo de aguja término medio y, para la batalla de fondo, unos tacos de especialidad Los Perrones y Camarones Ensenada, tacos de carnitas y suadero y, para cerrar, un pescado zarandeado. Todos los platos nos dijo son grandecitos, así que nos preparamos para el zafarrancho.

Después de un rato llegó el lomito de aguja en aguachile, tradicionalmente este platillo se prepara con camarón crudo, así que la opción de res nos pareció interesante, Kahlo sirve un plato grande con varios medallones grandes de aguja un poco desprolijo, pero con un aspecto de venga venga de morir, el lomito en su punto de cocción, en boca, suave y jugoso, el aguachile con sabor a carne de res, con un toque cítrico suave, picante de mínimo a moderado y un dejo de soya, francamente delicioso, quedamos impresionados con este primer plato.

Pasamos a los tacos de suadero y carnitas, la cocina nos mandó una orden en donde ponía dos tacos de cada uno; el suadero, para mi gusto, estaba poco jugoso, pero las carnitas de cerdo eran una gran cosa, las fríen y después cocinan en olla de barro por varias horas a fuego muy lento para que se confite de a poco en su propia gracita, jugoso, suave y con un toque leve a naranja, es delicioso y absolutamente repetible.

Llegó el turno de Los Perrones, son tres tacos de lomito de res a la parrilla, chorizo adobado, con queso Oaxaca fundido y de topping guacamole, cilantro y cebolla servido en tortilla de trigo; estos tacos tienen buen aspecto, las tortillas pasadas por la parrilla llegan calientes y el queso derretido, vienen tan llenos que incluso cuesta cerrarlos, la textura es cremosa y el sabor dominante es de los chorizos, que según nos dijeron, preparan en casa. Un gran ítem del menú, al cual nuestra foto no hace justicia, estábamos más que impresionados.

Luego llegaron los Tacos de Camarones Ensenada, cuya orden trae dos tacos grandes en tortilla de trigo pasadas por las brasas, llenas de camarones rebozados con cerveza, trozos de aguacate, un mix de 3 lechugas coronados con rábanos rayados, que sirven con aderezo de chipotle; una verdadera bomba estos tacos, muy del norte de México, de sabor fresco, textura cremosa, los camarones estaban crocantes y el rebozado de cerveza delicioso, en su conjunto el picante y ahumado del chipotle complementaban toda la experiencia, son simplemente sorprendentes.

Lo último que llegó a la mesa fue el pescado zarandeado, un estilo de preparar el pescado típico del Estado de Nayarit, debe su nombre a que se cocina a las brasas prensado entre dos parrillas o zarandas, el espécimen de Kahlo es un pargo rojo deshuesado, de tres libras, que preparan en un adobo clásico mexicano con cítricos, es un gran plato, con el pescado en su punto, jugoso y con pedacitos de pescado tatemados que daban unos tropezones de sabor y textura diferentes en el paladar, un gran plato como cierre.

Kahlo opera en la tercera planta de Los Castaños, a unas dos cuadras del redondel Luceiro en la Escalón; sin duda, un sitio que vale la pena conocer, su cocina nos emocionó tanto que antes de publicar esta reseña hemos vuelto a probarla, excelente trabajo de la chef Susana. Red Fork otorga 6 Tenedores Rojos a la cocina de Kahlo en esta visita.

Para los que preguntan los precios y ubicación:
Agua chile de lomo de aguja $ 17.00 1 libra
Pescado Zarandeado $ 21.00 3 libras
Tacos Los Perrones $ 9.00
Tacos de Camarones Ensenada $ 9.00
Tacos de Suadero y Carnitas $ 7.50

3 comentarios en «Kahlo, cocina mexicana de método»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.