Fuimonos a Punta Toro

Estuvimos recientemente en Bubba´s disfrutando de sus camarones estilo cajun y notamos que al lado, habían meseros llevando unas burgers espectaculares; nos asomamos y decidimos agendar Punta Toro para los próximos días, así, fuimos a sus mesas, con el entusiasmo del gordito que ya vió la comida del vecino y que la quiere probar.

Llegamos y nos sentamos afuera del local de Punta Toro, ya que, en el centro comercial Craft de Basilea, hay mesas colectivas en donde te puedes ubicar y ordenar indistintamente de cualquier restaurante, de modo que nos acomodamos y rápidamente alguien de Punta Toro llegó con los menús. Elegimos para entrada una Chicharronera y cuatro de sus burgers Toro Toro, Rodeo, Del Corral y Burger de Birria.

Llegó la Chicharronera que pedimos para picar, un plato de chicharrones con guacamole, chilmol, limón y tortillas, los trocitos de cuche tenían un aspecto cafecito bien dorado y crujiente, el centro suave, sin duda la técnica de cocción bien aplicada, el detalle de este plato fue el guacamole que ya estaba un poco pasadito, lo apartamos y disfrutamos tranquilos del cerdito y las tortillas fritas.

Las hamburguesas llegaron y elegí comenzar por la Toro Toro, elaborada con pan artesanal, pattie de carne de res, chorizo de Cojute, frijoles fritos, costra de queso, aguacate y cebolla curtida. Lo primero fue la pinta espectacular, se miraba una porción increíblemente generosa de queso derretido que pedía a gritos una mordida; esta Burger es una obra maestra para quienes saben apreciar los sabores locales: queso, frijoles fritos y chorizo componen una completa sinfonía en la boca, un 10 sin discusión.

Después pasé a la Rodeo, una burger con carne de res, queso fundido, aros de cebolla empanizados y salsa bbq, inicio diciendo que ésta y todas las Burger de la mesa son de buena talla, para buen diente, la carne jugosa y la combinación de sabores deliciosos, sobre todo el dulce y picante de la barbacoa que saltaba reclamando el protagonismo, los aros crocantes ofrecían textura a cada bocado, sin duda totalmente recomendable.

La última Burger clásica fue la Del Corral, igualmente de res con queso fundido, salsa de queso, tocino y hongos, los sabores de estas Burgers era completamente diferente a las anteriores, ya que aquí los sabores umami de tocino y los hongos eran los protagonistas, en combinación ganadora con la jugosa pattie de res, simplemente deliciosa.

Finalmente puse mis manos en la Burger de Birria, con lascas de cerdo, aguacate, cebolla curtida, chilmol y caldo de birria para chopear; aquí si no llegamos al nivel, el caldo estaba heladito y desabrido y la burger, en general, estaba sosa y terminamos dejándola de lado, no se si tuvimos mala suerte y ese día la birria había quedado falta, pero sentimos que aquí si pedaleo la cocina.

Nuestra mesera llegó a la mesa y nos comentó que las papas tenían refill, no lo sabíamos y las papas estaban aún en nuestros platos; aun así, preguntamos más sobre eso y nos contó que tenían refill de papas y camote, le comentamos que el camote nos encanta y aún, sin tener necesidad, nos ofreció un refill, oferta que rechazamos porque ya no teníamos más capacidad de bodegaje, pero nos gustó encontrar un sitio con una oferta cuyo personal la ofrece con gusto, como debe ser.

La pasamos bien en Punta Toro, el servicio es excelente, ágil, amable y puntual, dejando de lado la birria, sus Burger son de gran nivel, el refill de papas es un plus indiscutible y sus sabores te invitan a volver. Red Fork otorga 5 Tenedores Rojos a Punta Toro en esta visita.

Para los que preguntan por los precios y ubicación:
Chicharronera 8.95
Toro Toro 8.95
Rodeo 8.95
Del Corral 8.95
Burger de Birria 10.95
Salsa de Chipotle 1.95

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.