Bueno, abundante y a buen precio, Ta’Chingón

Nos fuimos a conocer el nuevo local de Ta’Chingón en la colonia Escalón; queda justo en la esquina de la 87 avenida y 9a. calle, justo atrás de la Torre Futura (para mejor ubicación da click aquí). Al llegar nos encontramos con Diego el dueño, a quien conocimos con ocasión del Taco Week el año pasado. Es un joven emprendedor que, apenas con 22 años y en plena pandemia, inició su negocio que poco a poco va tomando popularidad. Comenzó con un foodtruck y funcionó por mucho tiempo como ghost kitchen, hasta ahora que recién abrió sus puertas al servicio de mesas en la Escalón.

Como andaba algo filoso y deseoso de probar de todo, nos fuimos al ataque y ordenamos tres órdenes de tacos, falda, dorados y mechada; además, unas gringas y una torta, pedimos una soda sin azúcar y una Regia de las Cholas. El lugar es una terraza abierta a la que aún le falta ambientación de restaurante mexicano, para irle dando calorcito a tacos desde la entrada.

Primero, llegaron los Tacos de Mechada, que sirven en tortillas fritas y rellenan con carne de res deshilada, lasquitas delgadas de plátano frito maduro, cebolla curtida, cuajada y cilantro; éste fue recomendación del mesero y lo pedimos con algunas reservas por la combinación, pero fue un verdadero acierto, los tacos estaban de muerte, la carne suave y la combinación de la cuaja con el ácido de la cebolla y el dulce muy suave de los plátanos lo hacen un plato espectacular, con un sabor nuevo, completamente repetible, un 10 total.

Los tacos dorados son con doble tortilla, una frita y otra suave, rellenas de mucha carne de birria y quesillo derretido con un bol de caldo, los tacos crujientes pero suaves y el caldo para chopear delicioso; el quesito caliente, es de esos platos grasocitos y sabrosones que te dejan puchándote los dedos, delis.

Después pasé a los tacos de falda, son 4 tacos de doble camisa con quesillo derretido entre las tortillas, rellenos con carne al pastor, cebolla morada caramelizada y aguacate, totalmente diferente a los dos anteriores, las tortillas calientitas y el queso que se deslizaba caliente de las tortillas y el sabor dulzón de la cebolla, en contraste con el cerdo, volvía a ser un hitazo en la mesa; 3 de 3 y lo mejor con sabores distintos en cada uno.

Pasé a la torta de asada, en pan de telera con base de frijoles fritos con guacamole, queso, un chorrito de crema y carne de res asada. La torta es verdaderamente chola, en realidad parece que todos los platos de Ta’ Chingón son doble anchos y que a la cocina le gusta poner bastante, lo que me hace feliz incluso cuando escribo esto y recuerdo la gran comida del mediodía; en fin, la torta es cocinada a la plancha y llega caliente y apenas crocante, pero la textura es verdaderamente liviana y esponojosa, rica.

Por último, dejamos la Gringa de Carnitas elaboradas en tortillas grandes de trigo, queso derretido abundante y carnitas de cerdo cocidas en su propia grasa y guacamole, otro plato XXL; son 4 gringotas que llegan bien calientes y con el quesillo haciendo hilos, buenísimo.

La experiencia en Ta’Chingón fue más que chingona, los platos son grandes y los tacos los rellenan de a galán; es ese tipo de lugar sin pretensiones en donde te sirven comida rica, grasocita y sin miserias, volveremos pronto a repetir algunos de estos platos y a probar otros, ya que vimos pasar por nuestra mesa un par de taquizas y estaban de buen ver. Ojo el lugar aún no tiene rótulo.

Red Fork otorga 6 Tenedores Rojos a Ta’Chingón en esta visita; para los que preguntan precios y ubicación:

Nachos $4.50
Gringas $5.75
Tacos de falda $7.25
Tacos mechados $6.50
Torta $6 y hacerla de carne asada por $0.75
Tacos dorados $6.25

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.