4 nominados a Ghost Kitchen en 2024

Como todos los años, la Gala de la Gastronomía Salvadoreña celebra lo mejor de la restauración del país. Una de las excepciones modernas que cada vez sirve como plataforma de entrada a la industria son los llamados restaurantes clandestinos o Ghost Kitchen, aquellos que solo operan para llevar y a domicilio.

Este año, cuatro representantes de este rubro acuden a la cita buscando ser reconocidos como los mejores: Niño Puerco, Bendita Burger, Pig Brothers y Seafood in a Bag.

Niño Puerco

Niño Puerco es una Ghost Kitchen que se ideó en plena pandemia. Su página de Instagram abrió en junio de 2020, pero un infortunado caso de Covid retrasó el nacimiento del emprendimiento hasta septiembre. Su creador, el chef Mario Rivera, es un Diseñador Gráfico que dedicó una buena parte de su carrera profesional a trabajar en agencias de publicidad.

Su afición por la cocina lo llevó a buscar aprender sobre el tema y estudió para chef en Le Bouquet, donde se graduó en Cocina Internacional. Con el tiempo, se aficionó al mundo de las barbacoas y comenzó a ahumar carne para su familia y amigos. Con la llegada de la pandemia en 2020, perdió su trabajo y decidió comenzar con su Ghost Kitchen de manera oportuna. Inició con la elección del nombre y el diseño de la marca, todo hecho por él mismo, y así nació Niño Puerco.

Actualmente, opera principalmente los fines de semana, tomando pedidos directamente sin pasar por plataformas, y entrega los viernes y sábados. Se especializa en ahumados de cerdo, destacando su plato estrella, el Cerdo Mechudo. Le gusta utilizar productos locales y fusionar sabores para darle un toque más latino a sus platos. Sus salsas y complementos, que acompañan a la barbacoa, se elaboran desde cero, como su salsa BBQ con dulce de panela y tomates frescos, su deliciosa mayonesa con chiltepe, o sus salsas para glasear la costilla de naranja y mandarina criolla.

Mario cocina solo y sus recetas son totalmente caseras. En su cocina, no se utiliza nada que haya sido envasado previamente; todo se prepara desde cero y de la manera más natural posible. Aunque su menú es pequeño, ofrece una variedad de opciones, desde el Cerdo Mechudo por libra con todos los acompañamientos para hacer sandwiches hasta costillas ahumadas con diferentes salsas. Utiliza técnicas como marinados, glaseados y el ahumado «low and slow». Además, ofrece servicios para eventos y sueña con abrir un local en el futuro.

Pig Brothers

Con el tiempo libre que ofreció la cuarentena, Diego y su hermano Mario comenzaron a aprender sobre ahumados en internet. Utilizando un cilindro viejo de una cisterna arruinada, decidieron junto a su papá construir un ahumador casero para probar nuevas recetas en casa. Después de varios intentos fallidos y pedazos de carne quemados, las cosas fueron mejorando hasta que un día dieron con la tecla y su ahumador comenzó a producir piezas jugosas y con un sabor único que encantaron a sus primeros clientes: su familia.

Con el tiempo, se involucraron más en la técnica del ahumado y tomaron clases en línea con chefs como Aaron Franklin, el experto en BBQ de Texas. Incorporaron técnicas modernas y precisas a sus comidas, mejorando constantemente los resultados. Mario, Pilar, Diego y su familia comenzaron a construir un negocio de Ghost Kitchen, eligiendo el nombre «Pig Brothers» porque reunía los dos elementos del negocio que querían establecer: el énfasis en la cocina de cerdo y el hecho de ser dos hermanos cocinando juntos.

Inicialmente, ofrecieron sus productos a familiares y amigos, cocinando durante la madrugada para tener todo listo al mediodía y luego realizando entregas. Con el tiempo, los vecinos y amigos comenzaron a recomendarlos, y los pedidos se acumularon rápidamente, llevando el negocio a otro nivel. Poco a poco se establecieron en el mercado del BBQ, lo que les permitió trabajar con grandes marcas a nivel nacional. Su gran oportunidad llegó en 2022, cuando Nestlé lanzó el primer Reto Culinario de Innovación, una competencia en la que participaron más de 2,000 jóvenes emprendedores. Después de múltiples fases, Pig Brothers ganó el primer lugar, lo que impulsó aún más su éxito.

Cuatro años después, se han convertido en un favorito entre los amantes de la carne de cerdo. Las Pig Burger (hamburguesas de pulled pork) y las costillas de cerdo ahumadas son sus platos insignia. Sus salsas buscan resaltar y fusionar sabores texanos y salvadoreños, utilizando ingredientes como tamarindo, panela o maracuyá. Su cocina funciona como un laboratorio, donde constantemente prueban nuevas recetas, manteniendo el enfoque en la preparación artesanal y desde cero. Ahora están buscando innovar con la elaboración de sus propias salchichas, así como con nuevos aderezos y salsas que ya son amados por todos sus clientes.

Bendita Burger

Bendita Burger es el primer emprendimiento del chef David Cárcamo, quien regresó de Panamá después de estudiar gastronomía en la Universidad Interamericana de Panamá (UIP) y realizar varias pasantías en la ciudad del istmo. Lo aprendido en el país vecino es su principal influencia gastronómica.

Al volver al país, David trabajó en el grupo Las Fajitas y luego como chef ejecutivo del grupo Solfi, donde estuvo a cargo de las cocinas de sus cinco establecimientos. Posteriormente, comenzó a cocinar para eventos desde su casa y, con los resultados obtenidos, decidió emprender su propia marca junto con sus dos hermanos.

Apuestan por las hamburguesas como un clásico favorito del público, pero con un toque de alta cocina a precios accesibles. Aprovechando el conocimiento culinario del chef, crean recetas únicas desde cero, incluida su mezcla de carne con brisket y coulotte, así como sus aderezos, salsas y mayonesas, todos elaborados en su cocina para garantizar sabores únicos.

Sus mermeladas de tomate y tocino están ganando popularidad entre sus clientes, y sus ítems más populares incluyen la Bendecida Burger, la Bendicheese y La Dulce Pecado. A través del boca a boca, están acumulando pedidos y actualmente están buscando un lugar para abrir su primera tienda física.

Seafood in a Bag

Mario Zepeda es un graduado de cocina internacional de APAC en 2014. Comenzó trabajando en diferentes restaurantes hasta que la pandemia lo dejó sin empleo, momento en el que decidió, junto con su hermano, iniciar el negocio de Ghost Kitchen dedicado a la cocina cajún y mariscos al estilo de Luisiana, al que llamaron «Seafood in a Bag». En su familia, tenían la tradición de cocinar juntos los fines de semana esta receta cajún y sentían que la dominaban bastante bien.

Todo comenzó con pedidos de amigos anunciados por WhatsApp y, después de dos fines de semana con buenos pedidos, decidieron darle forma al nuevo negocio. Abrieron su página en Instagram y, junto con su hermano, manejaban todo el proceso, desde la compra de ingredientes hasta la cocina y la entrega durante los mediodías.

Su plato insignia es la bolsa de camarones cajún, que incluye una libra de camarones jumbo, papas, elote amarillo y mantequilla con sus propias especias cajún elaboradas en casa. Además, se puede agregar chorizo y huevos duros según el gusto del cliente. Mario compra todos sus productos locales a proveedores pequeños y ofrece opciones de Stone Crabs y King Crabs en su menú, lo que garantiza opciones de mariscos para todos los gustos.

Además de su bolsa insignia, preparan jambalaya y po´boy sandwich (sándwich de pescado o camarones) por encargo y también ofrecen servicios para eventos privados, llevando la experiencia de la comida estilo cajún directamente a domicilio. Para sus recetas, Mario ha desarrollado su propia mezcla de especias cajún, que según un reconocido chef salvadoreño es idéntica a la original, lo que le ha valido el apodo de Chef Cajún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *